Ficción y dicción

En Ficción y dicción, Genette examina si el discurso narrativo factual tiene las mismas propiedades -orden, velocidad, frecuencia, modo y voz- que el discurso narrativo ficcional y llega a las siguientes conclusiones:

Orden, velocidad y frecuencia refieren a la estructura de los eventos relatados o a su mayor o menor especificación en el discurso, y son posibles tanto el discurso narrativo ficcional como en el factual.

Orden

En el relato, la trama u orden de los eventos no es estrictamente cronológico, sino que el relato presenta una versión que dice ser el orden. Esto es propio tanto del [discurso literario] como del discurso factual.

Ningún [narrador], ni en ni fuera de la literatura, puede conservar un orden riguroso en la cronología; así, nada impide ni al discurso literario ni al factual el uso de analepsis y prolepsis.

Se pude hacer una comparación entre el orden de la historia y el orden del relato sólo si se dispone de información sobre la sucesión temporal de los hechos fuera del mismo relato.

Por otra parte, el relato acrónico es el que no indica ni directamente (indicación verbal) ni indirectamente (inferencia) el orden de los eventos.

Velocidad

La velocidad del relato refiere a que, en el relato, hay aceleraciones, aminoraciones, elipsis o detenciones regidas por la ley de la economía y la importancia del evento. Aunque se usa tanto en el discurso factual como en el ficcional, introduce un poco de ficcionalización.

Frecuencia

La frecuencia es la aceleración del relato por silepsis identificadora de acontecimientos postulados como relativamente semejantes. En el discurso narrativo factual y ficcional se utilizan fenómenos de aceleración como el [relato iterativo], mediante silepsis, en donde de una sola vez, se dice algo que se repite en distintas ocasiones.

Modo

El modo refiere al acceso a la subjetividad del personaje. El discurso literario instituye naturalmente ese acceso, mientras que en el discurso narrativo factual es infrecuente, tal vez porque éste debe justificar los hechos con fuentes verdaderas. Los modos de la focalización son tres :

  • Focalización interna, producida cuando el relato toma el punto de vista de un personaje. Los indicios de su presencia son los verbos de sentimiento y de pensamiento atribuidos a terceros, el monólogo interior y el éstilo indirecto libre.
  • Focalización externa, caracterizada porque no hay incursión en la subjetividad de los personajes, sino comunicación de sus hechos y gestos vistos desde afuera y sin explicación alguna.
  • Focalización cero, o de punto de vista variable, caracterizada por la introducción sucesiva y a voluntad en el pensamiento de los personajes. Es propio del narrador omnisciente.

Voz

¿Quién habla? Los tipos de voces usuales son :

  • Tiempo
  • * Narración ulterior: relato de hechos pasados
  • * Narración anterior: profecía o predicción
  • * Narración simultánea: reportaje
  • Persona
  • * Narración heterodiegética: el narrador no es un personaje. Gramaticalmente el relato está en 3ª persona.
  • * Narración homodiegética: el narrador sí es un personaje de la historia, por lo cual sus actos de habla son, en la ficción, tan serios como los de cualquier otro personaje. Gramaticalmente, el relato está en 1ª persona.
  • Nivel
  • * Narración metadiegética
  • * Narración diegética

Autor y narrador (REVISAR)

a) Autor-narrador extradiegético: relato (en 1er grado) producido por un autor-narrador que no interviene en el relato.

b) Autor-narrador intradiegético: relato producido por un autor-narrador que sí interviene en el relato.

Relaciones entre narrador, autor y personaje :

La propuesta de Genette es que lo propio del discurso factual es el compromiso de veracidad que se establece entre el autor y las aserciones del narrador (A=N); mientras que lo del discurso literario es la diferenciación entre autor y narrador (A¹ N). La relación Autor-Narrador (A-N) es una relación pragmática en virtud de la cual el autor se compromete con sus aserciones narrativas. La evidencia de esta relación es difícil de hallar. En cambio, la relación Narrador-Personaje (N-P) es una relación lingüística; es decir, entre el sujeto de la enunciación y el sujeto del enunciado; y la evidencia de esta relación suele ser gramatical pues el relato asume la 1ª persona singular. Finalmente, la relación Autor-Personaje (A-P) es una relación jurídica en virtud de la cual el autor se hace responsable de los actos de su personaje. La evidencia de esta relación suele ser semántica pues, onomásticamente, el autor y el personaje llevan el mismo nombre.

Veamos, en el cuadro, algunas combinaciones :

a) Autobiografía canónica: el autor se compromete con sus aserciones narrativas debido a que debe relatar la "verdad" de su vida, asume que el personaje que lleva su nombre es él mismo e identifica gramaticalmente al narrador con el personaje que lleva su nombre.

b) Relato histórico: el autor se compromete con sus aserciones narrativas pues debe relatar hechos, se diferencia de los personajes en tanto se asume como instancia observadora de dichos hechos. La misma razón, la distancia de la objetividad, obliga a la distinción entre el narrador-historiador y los personajes involucrados en los hechos relatados.

c) Ficción homodiegética: el autor no está obligado a relatar la verdad, por lo que se distancia del narrador y de los personajes. Por otra parte, en este tipo de ficción, el narrador y uno de los personajes pueden identificarse lingüísticamente.

d) Ficción heterodiegética: en tanto ficción, no es posible identificar al autor con el narrador ni al autor con un personaje. A diferencia del caso (c), el narrador y uno de los personajes no pueden identificarse lingüísticamente.

e) Autobiografía heterodiegética: por un lado, no todos los indicios de ficcionalidad son de índole narratológica pues existen también marcas paratextuales en la cubierta o en la portada. Por otro lado, los procedimientos de ficcionalización se han difundido en los relatos factuales (reportaje o investigación periodística) y, es justamente la existencia de esos intercambios recíprocos lo que indica que debe haber diferencia dentro del régimen narrativo entre ficción y no ficción. La ficción es la simulación de aserciones no ficcionales y en ella hay indicios de ficcionalidad que, sin embargo, no le son exclusivos pues los relatos factuales puede utilizarlos.

Vea también: Comparacion discurso argumentativo y literario

Blogs:

Recursos

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 License